Archivo de la etiqueta: el cuerpo mental rosa baena

El cuerpo mental

En el cuerpo mental es donde se manifiestan los pensamientos y las ideas.

El cuerpo mental no es el cerebro, éste es solo su vehículo. Consta de dos partes: el pensamiento abstracto y el concreto. En este cuerpo también se encuentra la voluntad. Pertenece al elemento aire y conecta con la mente de Dios, la fuente.

El cuerpo mental

El cuerpo mental recopila los pensamientos e ideas. Gracias a las leyes mentales puede codificar que clase de pensamientos son, sabiendo diferenciar si son de baja o alta vibración. Va buscando siempre el equilibrio perfecto, de esta manera, si el pensamiento es bajo pasa al cuerpo astral -donde están los sentimientos y emociones- y nos hace sentir mal. Igualmente, si el pensamiento es alto, pasará al cuerpo astral haciéndonos sentir bien.

Como la voluntad también está en este cuerpo, podemos corregir los pensamientos negativos –el libre albedrío- quitarnos las cargas conscientemente y pasarlos  limpios al cuerpo astral-emocional para que tengamos buenas sensaciones, emociones y vibraciones. La consciencia de nuestro ser interno le corresponde a la mente, a través de la intuición, inspiración, creatividad, nuestro ser conecta y nos llegan pensamientos e ideas, a veces como  una imagen instantánea, que nos ayuda a crear o darnos cuenta de algo que debemos saber o solucionar.. El cuerpo mental Influye directamente, y une, los cuerpos más densos, físico, etérico y astral.

Uniendo cuerpos

El pensamiento o idea nace en la mente, cuerpo mental. Éste pasa al cuerpo astral, haciéndonos sentir una emoción positiva si el pensamiento es bueno, o negativa si el pensamiento es malo -según nuestra consciencia-. La emoción pasa al cuerpo etérico, reforzándolo si la vibración de la emoción es positiva y fisurándolo o rompiendo si es negativa. Por último, la energía que desprende el cuerpo etérico pasa al físico. Si la energía es baja éste enferma y si es alta sana.

El cuerpo mental tras la muerte

Una vez que se ha deshecho el cuerpo etérico, toda la información que tenía de nuestra vida pasará al cuerpo astral -a la disolución del cuerpo etérico se le llama segunda muerte-.   Ahí es cuando pasamos por la revisión y luego al plano astral para reflexionar y limpiar. Cuando haya eliminado los apegos a la tierra y cargas emocionales, el cuerpo astral se disolverá pasando la información limpia y aprovechable al cuerpo mental. A la disolución del cuerpo astral se le llama tercera muerte. Aquí es donde nos encontraremos con familiares, amigos y seres de la misma vibración. Nuestro ser cogerá la información que lleva consigo el cuerpo mental para ir haciendo el molde físico de la siguiente encarnación, en el caso que nuestra alma quisiera reencarnarse. 

Esto sería a grandes rasgos, ya nos meteremos en profundidad poco a poco.

ansieda 034

 

 

Anuncios