Archivo de la categoría: emociones

¿Donde están tus sueños?. Por Rosa Baena

Es bueno tener sueños, es sano, te ayudan a vivir, a levantarte por las mañanas con ilusión.

¿Tienes algún sueño por cumplir? O, ya lo tienes todo hecho ¿Has realizado tu proyecto? ¿Te ilusiona algo?… Si es así, felicidades, si no ¿a que esperas?.  La vida no espera por nadie,  cuando te das cuenta ha pasado el tiempo y estás igual.

Rosa Baena y los sueños

Si tienes algo en la cabeza, y no pruebas a llevarlo adelante ¿que esperas? ¿Con que fin crees que estás aquí si no es para experimentar la totalidad de la vida? Piensa en ello.  Cuando los sueños se reprimen , sientes enfado, irritabilidad, ira.  te pones excusas a ti mismo !bueno, total ya tengo lo que necesito!.  Si los realizas imagínate como te puedes sentir; !lleno! satisfecho.

Se tu mismo

En los momentos de crisis, tanto si son personales como generales, se agudiza el ingenio, nace la creatividad, la inventiva. Si tienes algo en la cabeza, un proyecto, hacer algo nuevo que llevas pensando algún tiempo ¿por qué no puede ser el momento !ahora!?.

Nuestra mente, mejor dicho, nuestro ego siempre está poniendo pegas para quitarte la ilusión. Te quita el valor de hacer lo que te dice tu YO, porque las ideas, la creatividad la inventiva, el !ingenio! nacen ahí.  Es el momento de empezar a moverse de hacer lo que te ilusiona.   

El miedo nos para, tememos que salga mal, que no lo podamos conseguir y nos frustremos. Preferimos cruzarnos de brazos, ponernos  excusas a nosotros mismos para no mover un dedo. !Que aburrimiento!. Si fallas, aprendes, la próxima vez saldrá mejor. 

He conocido ese tipo de vida, así era mi madre. Ella tenía una imaginación y creatividad increíbles. Siempre estaba inventando, creando, “pero solo con la cabeza”. Era un genio, tenía ideas maravillosas que jamás llevó a cabo. Ponía excusas porque no se atrevía a dar el paso, así se le pasó la vida, amargada y sobreviviendo.  Se quedó atrapada en el pasado, al que le daba vueltas y más vueltas. O pensaba en el “catastrófico futuro”. Sufría por cosas que podrían pasar, su mente estaba llena de nubes negras que la hacían sufrir. Ha muerto la pobre sin atreverse a hacer nada. Una pena.

Nunca es tarde mientras estemos vivos.

!Lo difícil se consigue, lo imposible se intenta!




Anuncios

¿Te sientes libre?

¿Quien no desea ser libre?¿Quien no ha querido huir de todo, dejar todo y sentir la libertad?

Pienso que estamos muy confundidos con el concepto de libertad. Creo que aunque tuviéramos todo el dinero del mundo, una casa con servicio, pudiéramos ir a dar la vuelta al mundo o hacer lo que quisiéramos ¿nos sentiríamos libres?.

Rosa Baena y la libertad

Creo que esa palabra la es tan enorme” que ni nosotros mismos sabemos lo que abarca.

Cuando mi madre estuvo aquí en casa viviendo, antes de morir, me sentía agobiada, muy nerviosa, ansiosa, tenía la sensación de que invadía mi espacio, yo solo pensaba que el día que faltara sería libre. No fue así, la pobre solo era una preocupación más, pero no la única.

Muchas veces pienso; si pudiera hacer lo que quisiera en el momento que quisiera, irme al Caribe, estar en la playa tranquila, gastando lo que me diera la gana ¿seria libre?... No, no lo sería, porque mi cuerpo estaría allí, pero mi mente no. los problemas, preocupaciones, pensamientos, no me dejarían, por muy lejos que fuera, por mucho que tuviese. Mis tormentas personales irían conmigo. 

¿Os acordáis del artículo que escribí en el que me preguntaba ¿que me pasa? Fue poco después de morir mi madre- pues haciendo mi autoanálisis , los ejercicios que suelo hacer de relajación diarios y todas mis cosas, llegue a la conclusión, que todo lo que tenía pensado que haría, como me sentiría y la libertad que tendría al faltar ella, era una falsa ilusión, una mentira que buscaba mi mente para poder sobrellevar el momento que estaba viviendo. Me di cuenta que todo seguía igual, excepto que ella no estaba, sentí vacío, y la sensación de: ¿Ahora qué?.

Está claro que la libertad no está fuera, ni en lo que tengas o dejes de tener para vivir mejor o peor, la libertad reside en ti, depende de las cargas que tengas sin resolver, de lo que arrastres del pasado. Puedes estar encerrado y sentirte libre, o tenerlo todo y sentirte encerrado.

La libertad y los hijos

¿Les estás apoyando o les estás empujando?

¿Donde acaba la educación  y empieza la imposición?

¿Cuando te pasas y cuando no llegas?

A mis hijos les he dado toda la libertad del mundo. Han podido expresarse tal como son, lo que pensaban realmente. He hecho con ellos todo lo contrario que hicieron conmigo. He querido romper con el antiguo patrón de educación familiar. ¿me habré equivocado? ¿Me seguiré equivocando?… Creo que esa pregunta es común denominador de todos los padres.

La libertad es un bonito regalo que te da la vida, aprovéchala.