!En busca del tesoro!

El tesoro interior, nos puede mostrar el camino

Me gustaría llamar tu atención de distintas formas, que te sientas identificado con algo de lo que digo y salte la chispa; por eso intento contar la historia desde distintos aspectos hasta que en uno de los artículos digas “este puedo ser yo” o “esto me pasa a mi“.

 

Rosa Baena y tu tesoro

Mira tu tesoro,  escucha, está dentro de ti. Me vas a decir¿que tesoro?  El que te digo siempre, todo lo que eres, Tu YO, tu YO SOY como dice Jesús ¿y sabes lo que tu eres? ¿sabes en que consiste tu tesoro?.

Amor, abundancia, generosidad, felicidad, creatividad, vida, salud, alegría, paciencia, sabiduría, conocimiento, poder, ingenio, serenidad, compasión, seguridad, autoestima, confianza, decisión, entusiasmo, ilusión, inspiración, armonía, personalidad, valentía , libertad  y mucho más, eres TODO y el TODO es TODO… !despiértate ya!,

Y ahora me dirás; !y a mi qué! mi vida es un cáos, estoy en crisis, no me llega para fin de mes, en mi familia no nos entendemos, tengo un montón de problemas y no tengo ganas de pensar en “mi tesoro”. Estás en un  “Error”, precisamente en esos casos es cuando hay que buscar ayuda ahí dentro. No busques la solución fuera. Es mejor dejar las cosas, rendirte ante la evidencia de que “no está en tus manos!. En ese momento actuará tu ser; con una intuición, un sueño, una corazonada; no se sabe, si confías en él te dará la solución..

La ilusión

 Si tienes  ilusión por hacer algo, siempre hay algún  “alma caritativa” que te dice “eso es una tontería” “vaya manera de perder el tiempo” “estamos en crisis y tu pensando en proyectos que no te van a aportar nada” “anda déjate de tonterías que tienes la cabeza llena de pájaros” ! que bien!¿verdad? Que manera de apoyarte. Aunque peor es cuando  te lo dices a ti mismo, entonces !siéntate y no hagas nada!

La vida son ciclos, como dice el principio de ritmo o ciclos. si  en un momento de tu vida algo o alguien ya no te aporta nada, te aburre, es porque ese ciclo ha terminado. Si sigues con algo por contumbre  pararás tu crecimiento como persona. Hay que ser valiente, para dar un cambio y salir de la zona cómoda y segura de la monotonía ¿que quieres, sobrevivir o vivir? Está en tus manos.

20140210_012117

                   

Anuncios

El cuerpo causal o de la voluntad

El cuerpo causal es el primero de los tres cuerpos superiores. Éste está formado desde el alma, es parte de ésta, están unidos.

El cuerpo causal no lo podemos notar con los sentidos, pensamientos, intelecto, memoria o incluso con el ego.  No se puede expresar qué es. Se manifiesta cuando todos los anteriores se sobrepasan y la persona “es” y se convierte a través de la transformación divina.

El cuerpo causal

La cosa se complica, “poned atención”: toda nuestra vida depende de este cuerpo y de la respiración. Ésta va unida a él porque es el alimento del alma, el aliento, lo primero que hacemos al nacer y lo último cuando morimos. Es la verdadera causa de todo. Archiva, lo que hacemos en esta vida y en las anteriores, el verdadero motivo del “por qué” hacemos las cosas, son los archivos akásicos. Reúne las experiencias positivas y, por otro lado, también archiva las “malas experiencias”, causadas por acciones erróneas, que deben ser purificadas y transformadas actuando como causas para las vidas futuras.

Pongo un ejemplo: yo actúo de manera falsa y haciendo daño a una persona para conseguir lo que quiero, el verdadero motivo, el motivo ulterior, es “trepar” en mi trabajo a consta de su confianza, le hago entender, a la otra persona, que soy su amiga para que me ayude, consiguiendo que confíe en mi. Una vez que lo he conseguido se acabó la amistad y contacto con la persona sin importarme si le he hecho daño. Como el dicho popular  que lo define muy bien: “una vez conseguido, me voy por donde he venido” o “promete, promete hasta que lo mete, una vez metido se olvidó de lo prometido”. Si reconozco mi sucia acción y el motivo del por qué lo hice debo transformarlo, limpiarlo y solucionarlo.  ¿Como lo transformo? : Reconociéndolo , perdonándome a mi mismo y pidiendo perdón a la otra persona, de verdad, desde el corazón. Si no lo hago se archivará como mala acción con su carga.

Uniendo cuerpos

La chispa nace en el cuerpo causal: causa de una acción que pasa al cuerpo mental, desde los archivos akásicos o desde la “fuente, Dios, Todo, YO”; esa semilla se posa en el cuerpo mental generando un pensamiento, positivo o negativo; del cuerpo mental pasa al astral y genera una emoción, positiva o negativa según el pensamiento; la vibración de la emoción pasa al cuerpo etérico, éste se fisura o se refuerza según sea positiva o negativa; al final pasa la vibración del cuerpo etérico al físico, haciéndolo enfermar si la energía es baja o sanar si es alta.

El cuerpo causal tras la muerte

El cuerpo causal se queda igual tras la muerte, no se deshace, guardará la última experiencia de vida, con las anteriores, en los archivos akásicos, de esta manera sabrá qué cuerpo utilizar para que el alma viva la experiencia siguiente. Solo cuando el alma se libere totalmente de sus cargas mentales, emocionales, energéticas y causales, desaparecerá.

ansieda 024

El cuerpo mental

En el cuerpo mental es donde se manifiestan los pensamientos y las ideas.

El cuerpo mental no es el cerebro, éste es solo su vehículo. Consta de dos partes: el pensamiento abstracto y el concreto. En este cuerpo también se encuentra la voluntad. Pertenece al elemento aire y conecta con la mente de Dios, la fuente.

El cuerpo mental

El cuerpo mental recopila los pensamientos e ideas. Gracias a las leyes mentales puede codificar que clase de pensamientos son, sabiendo diferenciar si son de baja o alta vibración. Va buscando siempre el equilibrio perfecto, de esta manera, si el pensamiento es bajo pasa al cuerpo astral -donde están los sentimientos y emociones- y nos hace sentir mal. Igualmente, si el pensamiento es alto, pasará al cuerpo astral haciéndonos sentir bien.

Como la voluntad también está en este cuerpo, podemos corregir los pensamientos negativos –el libre albedrío- quitarnos las cargas conscientemente y pasarlos  limpios al cuerpo astral-emocional para que tengamos buenas sensaciones, emociones y vibraciones. La consciencia de nuestro ser interno le corresponde a la mente, a través de la intuición, inspiración, creatividad, nuestro ser conecta y nos llegan pensamientos e ideas, a veces como  una imagen instantánea, que nos ayuda a crear o darnos cuenta de algo que debemos saber o solucionar.. El cuerpo mental Influye directamente, y une, los cuerpos más densos, físico, etérico y astral.

Uniendo cuerpos

El pensamiento o idea nace en la mente, cuerpo mental. Éste pasa al cuerpo astral, haciéndonos sentir una emoción positiva si el pensamiento es bueno, o negativa si el pensamiento es malo -según nuestra consciencia-. La emoción pasa al cuerpo etérico, reforzándolo si la vibración de la emoción es positiva y fisurándolo o rompiendo si es negativa. Por último, la energía que desprende el cuerpo etérico pasa al físico. Si la energía es baja éste enferma y si es alta sana.

El cuerpo mental tras la muerte

Una vez que se ha deshecho el cuerpo etérico, toda la información que tenía de nuestra vida pasará al cuerpo astral -a la disolución del cuerpo etérico se le llama segunda muerte-.   Ahí es cuando pasamos por la revisión y luego al plano astral para reflexionar y limpiar. Cuando haya eliminado los apegos a la tierra y cargas emocionales, el cuerpo astral se disolverá pasando la información limpia y aprovechable al cuerpo mental. A la disolución del cuerpo astral se le llama tercera muerte. Aquí es donde nos encontraremos con familiares, amigos y seres de la misma vibración. Nuestro ser cogerá la información que lleva consigo el cuerpo mental para ir haciendo el molde físico de la siguiente encarnación, en el caso que nuestra alma quisiera reencarnarse. 

Esto sería a grandes rasgos, ya nos meteremos en profundidad poco a poco.

ansieda 034

 

 

El cuerpo astral

El astral es el segundo de los cuerpos sutiles inferiores.

En este campo de nuestra energía se encuentran los rasgos que definen nuestro carácter, emociones y sentimientos. Nos da sensibilidad y es el responsable de que podamos sentir placer y dolor. Es similar al cuerpo físico y tiene un aura con colores más o menos permanentes.

El cuerpo astral

El cuerpo astral determina la visión que tenemos sobre la vida, nuestra experiencia vital. Refleja los patrones de pensamiento que tenemos sin resolver. Lo hace con nuestro comportamiento, actitud, forma de pensar, condicionamientos y creencias que bloquean nuestra intuición y desarrollo personal.

Éste es el encargado de manifestar las emociones y marcar nuestro carácter. En el cuerpo astral registramos las emociones positivas como el amor, alegría, expansión, confianza, y también las negativas, odio, rabia, dolor, miedo, rechazo etc. Nuestra forma de sentir y expresarnos, la lanzamos fuera a través del aura.

El aura

El aura es el campo energético que rodea el cuerpo astral, es la encargada de revelar lo que sentimos a cada instante.  Se extiende a gran distancia y tiene colores claros si las emociones son positivas. Si son negativas es pequeña con colores oscuros o parduzcos. Es un gran imán que proyecta nuestra vibración hacia el exterior atrayendo hacia nosotros las experiencias, situaciones y personas que se nos presentan en la vida. 

Cuando las emociones que tenemos son negativas, el aura presenta vibraciones bajas y colores oscuros o parduzcos -como ya he dicho-, estos colores nos dicen que el aura está contaminada, enferma. A consecuencia de ello, el cuerpo etérico se fisura o rompe, y es cuando, a través de él, entran las bacterias y virus que enferman nuestro cuerpo físico.

En cambio, cuando son emociones positivas el aura despide colores brillantes, vivos, y vibraciones altas que contribuyen a que el cuerpo etérico se refuerce y el físico esté sano.

Tras la muerte

Con éste cuerpo es con el que pasamos al plano astral, tanto si morimos como si hacemos viajes astrales. Ahí vivimos la rica experiencia que nos aporta este plano, siempre en consonancia con nuestra vibración. Ésta nos llevará al grado del plano astral correspondiente.

 Tal como morimos -emocionalmente hablando- pasamos al plano astral. Si fallecemos con sentimientos nocivos, actitudes erróneas y emociones negativas que nos apegan al mundo físico, tendremos que deshacernos de ellas para poder seguir avanzando. 

Si morimos con sentimientos y emociones positivas -porque de las cargas ya nos hemos deshecho y no tenemos apegos- pasaremos a un grado astral más alto, afín con nuestra vibración.

Por eso es tan importante trabajar con nuestro desarrollo personal y espiritual aquí en en la tierra, para podernos ir “ligeritos de equipaje” y evitarnos el sufrimiento al otro lado. A parte, sería bueno conocer lo que nos espera tras la muerte, aunque no sea seguro cien por cien, sí nos puede acercar bastante a lo que sería nuestra vida allí.          SAM_0115

El cuerpo etérico

El cuerpo etérico es el segundo de los cuatro cuerpos inferiores que forman nuestro ser.

Como sabemos, estamos formados por siete cuerpos.  Tres superiores y cuatro inferiores. Los tres primeros son incorruptos , estables y sutiles, con vibraciones altas. Los cuatro inferiores están influenciados por las corrientes astrales de los siete planos donde nos movemos.

Cuerpo etérico

Como ya os comenté en el post “los siete cuerpos”, el cuerpo etérico es exactamente igual en apariencia que el cuerpo físico, es su doble. Tiene menos densidad. Expresa nuestro principio vital, y está unido a las funciones, vitalidad y salud. Este se encarga de la energía vital, de nuestras necesidades y procesos físicos. También contiene la memoria, los recuerdos.

Gracias a él sentimos frío, calor, hambre, sed, todas las necesidades físicas están procesadas por él. Como es el encargado de nuestra energía, cuando ésta nos sobra, hace que sea expulsada por los poros. El cuerpo etérico actúa como barrera de protección tanto a nivel físico como energético, forma una película impidiendo que entren agentes externos que nos puedan dañar. Si tiene alguna fisura o rotura pueden entrar a través de ella virus o bacterias que nos pueden hacer enfermar.

El cuerpo etérico se rompe o fisura a causa de los pensamientos y emociones negativas, lo van debilitando y nos hace vulnerables ante cualquier enfermedad. Cuanto más positivos sean nuestros pensamientos y emociones más  fuerte se hace el cuerpo etérico y obviamente nos protege mejor aportándonos más salud.

El etérico tras la muerte

El cuerpo etérico tarda tres días en desintegrarse ,  es el tiempo que necesita para recopilar todos los recuerdos de lo que ha vivido y experimentado para poder mostrarlo después cuando le toque la revisión en la luz. También sirven para que la persona se de cuenta que está muerta y lo asuma. Por este motivo algunas religiones y filosofías tardan tres días en enterrar a sus muertos para que les de tiempo a prepararse para la siguiente fase y  puedan ser conscientes de lo que les ha pasado. Cuando el etérico desaparece, también lo hacen la energía, las sensaciones y necesidades físicas.

Cuando los tibetanos hacen viajes astrales, no están más de tres días fuera del cuerpo, a partir de ese momento el cuerpo físico empieza a corromperse. Los que suelen acompañar al que experimenta el viaje astral, tienen que estar dando masaje y activando el cuerpo físico para que siga funcionando.

Esto coincide y puede explicar lo que sabemos sobre la resurrección de Jesús. “Al tercer día resucitó”, se libró se su etérico y mostró su ser de luz para el que lo pudiera ver. Digo yo.

SAM_0149_Converted

 

Mensaje al más allá

No sabemos con certeza lo que hay al otro lado. Ante la duda elijo quedarme con un mensaje positivo

Mi madre murió el 22 de abril.  Últimamente sueño mucho con ella y sé que no está bien. Tengo sensaciones negativas, estoy inquieta,  con duda, temor, preocupación. Todo esto lo está sintiendo ella y voy a intentar que le llegue un mensaje de tranquilidad para que siga su camino.

Lo que siento

¿Por qué lo se?: porque aunque no veo espíritus, ni fantasmas, ni nada parecido; sí lo siento. Gracias al reiki tengo la capacidad e intuición de captar la energía que me rodea,  de aquí y de allí. Es por este motivo, y a través de los sueños, que sé como está mi madre, además tuve la “brillante idea “de pedirle que me lo hiciera saber por si necesitaba ayuda. Si lo se, me quedo quieta, las sensaciones no me gustan.

He pensado: nos podemos comunicar a través de la red, unos con otros, con rapidez,  llegando a todas partes del mundo en un instante. Las ondas que nos unen están en el no-tiempo, no-espacio, igual que el resto de ondas y energías. Mi madre está en el mismo sitio, donde no hay tiempo ni espacio. Si por este medio llego a todos, también puedo llegar a ella. Voy  a escribirle con la esperanza de que lo reciba. Alguno se mostrará escéptico, lo entiendo y respeto, pero tengo que hacer esto para estar en paz.

Intentando llegar a ti

Mamá,  tranquila, sé como te sientes, estás confundida,  con miedo, no entiendes que pasa, tienes frío y preocupación, avanzas muy lentamente y miras demasiado hacia atrás. Nosotros estamos bien, no te preocupes. Sigue tu camino, a tu alrededor verás seres que te intentan guiar, déjate llevar por ellos. Estás viendo la luz, a los familiares  que te animan a seguir adelante, te están esperando. Aún estás un poco lejos, y aturdida, serénate, tienes que ir hacia allí sin resistencia, pero  antes tienes que deshacerte del peso que aún llevas. Tu sitio está allí, suelta las ataduras terrenales, ya no te pertenecen, volver atrás no es una opción. No puedes ayudar aquí mamá, al contrario, estás entorpeciendo mi camino y el tuyo. Mira al frente, a la luz, descarga y adelante, con decisión y confianza. Hazme caso, por favor, allí vas a encontrar lo que siempre has ansiado: AMOR Y LIBERTAD: Un beso mamá.

       Tu hija RosaSAM_0136_Converted

¿Donde están tus sueños?. Por Rosa Baena

Compartiendo luz

Es bueno tener sueños, es sano, te ayudan a vivir, a levantarte por las mañanas con ilusión.

¿Tienes algún sueño por cumplir? O, ya lo tienes todo hecho ¿Has realizado tu proyecto? ¿Te ilusiona algo?… Si es así, felicidades, si no ¿a que esperas?.  La vida no espera por nadie,  cuando te das cuenta ha pasado el tiempo y estás igual.

Rosa Baena y los sueños

Si tienes algo en la cabeza, y no pruebas a llevarlo adelante ¿que esperas? ¿Con que fin creesque estás aquí si no es para experimentar la totalidad de la vida?Piensa en ello.  Cuando los sueños se reprimen , sientes enfado, irritabilidad, ira.  te pones excusas a ti mismo !bueno, total ya tengo lo que necesito!.  Si los realizas imagínate como te puedes sentir; !lleno! satisfecho.

Se tu mismo

En los momentos de crisis, tanto si son personales como generales, se agudiza…

Ver la entrada original 247 palabras más

¿Donde están tus sueños?. Por Rosa Baena

Es bueno tener sueños, es sano, te ayudan a vivir, a levantarte por las mañanas con ilusión.

¿Tienes algún sueño por cumplir? O, ya lo tienes todo hecho ¿Has realizado tu proyecto? ¿Te ilusiona algo?… Si es así, felicidades, si no ¿a que esperas?.  La vida no espera por nadie,  cuando te das cuenta ha pasado el tiempo y estás igual.

Rosa Baena y los sueños

Si tienes algo en la cabeza, y no pruebas a llevarlo adelante ¿que esperas? ¿Con que fin crees que estás aquí si no es para experimentar la totalidad de la vida? Piensa en ello.  Cuando los sueños se reprimen , sientes enfado, irritabilidad, ira.  te pones excusas a ti mismo !bueno, total ya tengo lo que necesito!.  Si los realizas imagínate como te puedes sentir; !lleno! satisfecho.

Se tu mismo

En los momentos de crisis, tanto si son personales como generales, se agudiza el ingenio, nace la creatividad, la inventiva. Si tienes algo en la cabeza, un proyecto, hacer algo nuevo que llevas pensando algún tiempo ¿por qué no puede ser el momento !ahora!?.

Nuestra mente, mejor dicho, nuestro ego siempre está poniendo pegas para quitarte la ilusión. Te quita el valor de hacer lo que te dice tu YO, porque las ideas, la creatividad la inventiva, el !ingenio! nacen ahí.  Es el momento de empezar a moverse de hacer lo que te ilusiona.   

El miedo nos para, tememos que salga mal, que no lo podamos conseguir y nos frustremos. Preferimos cruzarnos de brazos, ponernos  excusas a nosotros mismos para no mover un dedo. !Que aburrimiento!. Si fallas, aprendes, la próxima vez saldrá mejor. 

He conocido ese tipo de vida, así era mi madre. Ella tenía una imaginación y creatividad increíbles. Siempre estaba inventando, creando, “pero solo con la cabeza”. Era un genio, tenía ideas maravillosas que jamás llevó a cabo. Ponía excusas porque no se atrevía a dar el paso, así se le pasó la vida, amargada y sobreviviendo.  Se quedó atrapada en el pasado, al que le daba vueltas y más vueltas. O pensaba en el “catastrófico futuro”. Sufría por cosas que podrían pasar, su mente estaba llena de nubes negras que la hacían sufrir. Ha muerto la pobre sin atreverse a hacer nada. Una pena.

Nunca es tarde mientras estemos vivos.

!Lo difícil se consigue, lo imposible se intenta!




¿Te sientes libre?

¿Quien no desea ser libre?¿Quien no ha querido huir de todo, dejar todo y sentir la libertad?

Pienso que estamos muy confundidos con el concepto de libertad. Creo que aunque tuviéramos todo el dinero del mundo, una casa con servicio, pudiéramos ir a dar la vuelta al mundo o hacer lo que quisiéramos ¿nos sentiríamos libres?.

Rosa Baena y la libertad

Creo que esa palabra la es tan enorme” que ni nosotros mismos sabemos lo que abarca.

Cuando mi madre estuvo aquí en casa viviendo, antes de morir, me sentía agobiada, muy nerviosa, ansiosa, tenía la sensación de que invadía mi espacio, yo solo pensaba que el día que faltara sería libre. No fue así, la pobre solo era una preocupación más, pero no la única.

Muchas veces pienso; si pudiera hacer lo que quisiera en el momento que quisiera, irme al Caribe, estar en la playa tranquila, gastando lo que me diera la gana ¿seria libre?... No, no lo sería, porque mi cuerpo estaría allí, pero mi mente no. los problemas, preocupaciones, pensamientos, no me dejarían, por muy lejos que fuera, por mucho que tuviese. Mis tormentas personales irían conmigo. 

¿Os acordáis del artículo que escribí en el que me preguntaba ¿que me pasa? Fue poco después de morir mi madre- pues haciendo mi autoanálisis , los ejercicios que suelo hacer de relajación diarios y todas mis cosas, llegue a la conclusión, que todo lo que tenía pensado que haría, como me sentiría y la libertad que tendría al faltar ella, era una falsa ilusión, una mentira que buscaba mi mente para poder sobrellevar el momento que estaba viviendo. Me di cuenta que todo seguía igual, excepto que ella no estaba, sentí vacío, y la sensación de: ¿Ahora qué?.

Está claro que la libertad no está fuera, ni en lo que tengas o dejes de tener para vivir mejor o peor, la libertad reside en ti, depende de las cargas que tengas sin resolver, de lo que arrastres del pasado. Puedes estar encerrado y sentirte libre, o tenerlo todo y sentirte encerrado.

La libertad y los hijos

¿Les estás apoyando o les estás empujando?

¿Donde acaba la educación  y empieza la imposición?

¿Cuando te pasas y cuando no llegas?

A mis hijos les he dado toda la libertad del mundo. Han podido expresarse tal como son, lo que pensaban realmente. He hecho con ellos todo lo contrario que hicieron conmigo. He querido romper con el antiguo patrón de educación familiar. ¿me habré equivocado? ¿Me seguiré equivocando?… Creo que esa pregunta es común denominador de todos los padres.

La libertad es un bonito regalo que te da la vida, aprovéchala.

                                                          

 

 

 

 

 

Bienvenidos a “Compartiendo Luz”

Bienvenidos Todos.  Soy  Rosa Baena y este es mi nuevo blog  “Compartiendo Luz”

Tengo el placer de daros la bienvenida a este blog.  Sois muchos los que estáis ahí desde el principio,  gracias  amigos. También agradezco a los que os habéis incorporado poco a poco a leernos.  A los que compartís, mencionáis, comentáis, Dais vuestro +1; cada vez sois más, y eso me anima a seguir escribiendo aunque a veces pase por momentos difíciles.

Compartiendo Luz

Os voy a hablar de temas interesantes para la vida, el crecimiento como persona, espiritualidad, el más allá, ejercicios útiles para nuestro desarrollo;  en este blog abordaré todas estás materias, y más, con mi forma de expresarme, que conocéis, hablando alto y claro para hacerme entender, para poder transmitir lo que siento y pienso con libertad.

No pretendo enseñar nada a nadie, solo compartir mis experiencias y el conocimiento adquirido por las vivencias y la búsqueda continua de la verdad, los misterios del universo y la vida.

Este blog me va a ayudar a ser yo misma, a desahogarme cuando lo necesite, a atreverme a más y no “cortarme”. Nada está más lejos de mi intención que molestar a los demás, todos tenemos nuestro convencimiento sobre las cosas, distintas opiniones que podemos compartir para enriquecernos mutuamente. Si nos ayudamos unos a otros saldremos ganando todos, eso me gustaría, juntos haremos más fuerza que uno solo.

Si juntamos energías podremos avanzar, hacer algo bueno, llegar a conclusiones juntos, reflexionar sobre los misterios, “la unión hace la fuerza” todos lo sabemos, pero nos empeñamos en caminar solos por creer que la verdad está en nuestras manos, la defendemos a capa y espada sin escuchar lo que tiene que decir el de al lado, una pena.

Espero sinceramente vuestra opinión, vuestros pensamientos y verdades sobre todos los asuntos que argumente aquí. “Compartiendo Luz” y Rosa Baena os invita.   Gracias. 

                                                                luz